El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


 

 

 

 

 

 

 

 

La trama de cada episodio de Scooby-Doo tuvo como fórmula una rutina que serviría para muchos otros en la serie. Al comienzo del episodio, el grupo se dirige o regresa de alguna actividad de adolescentes en la Máquina del Misterio, una camioneta decorada con Arte psicodélico al estilo Flower power pero su viaje se ve interrumpido por algún tipo de fantasma y/o monstruo que ha estado aterrorizando a los habitantes de la zona. Los adolescentes ofrecen su ayuda para encontrar la respuesta que hay detrás de todo, pero mientras buscan pistas, el monstruo los ataca y deben escapar. Cuando tienen las suficientes pistas determinan que el monstruo es un simple mortal que espanta por alguna razón en particular. Al final de cada episodio consiguen atrapar al "monstruo" y le despojan de su máscara/disfraz para descubrir finalmente quién es el bandido. Ruby y Spears crearon muchos de los elementos característicos del programa que se mantienen hasta hoy en cada serie y película, como por ejemplo la Máquina del Misterio, las Scooby-Galletas, y las relaciones entre los personajes. Aunque fue establecido que Fred, Daphne, Vilma y Shaggy estudiaban en la escuela secundaria (episodios 1, 18 y 20), los orígenes de la pandilla, las Scooby-galletas y la Máquina del Misterio, así como las circunstancias en que se conocieron, fueron dejados a la imaginación del televidente. Ruby y Spears revelarían muchos de estos datos al contribuir en el guion de una secuela de la serie original, que sería lanzada más de 40 años después.